Blog 7 Días //

CUANDO LA JORNADA SE EXTIENDE MÁS DE LA CUENTA

Es común que las hora de trabajo se extiendan muy por sobre lo habitual para un emprendedor, mucho más allá de la jornada laboral normal de un individuo promedio. Si bien en países desarrollados la tendencia es a disminuir el horario de trabajo en beneficio del tiempo que se usa para el ocio, no es la regla para los emprendedores que por el contrario, muchas veces, recién en el ocaso de la tarde comienza la faceta más relevante, la de la planificación estratégica. Eso si, no implica que sea algo que no queramos o hagamos de mala gana. Aún no conozco a un emprendedor que no le gusta lo que hace, incluso cuando su desgaste haga caer lágrimas de desencanto, desesperación y desilusión.

Quien decide emprender, decide vivir para lograr su objetivo, y si bien parece un “cliché”, hay varios miles de emprendedores que me darán la razón. Por cierto, esta idiosincracia casi nunca es entendida por quienes nos rodean y viven de manera más bien pasiva esta aventura.

En lo personal no me molesta trabajar sábados y domingo o fuera de horario porque hago lo que quiero hacer y me gusta, concentrado además en el sueño de lograr las metas planteadas… Cada vez que trabajé para un empresa, jamás estuve tan a gusto como lo estoy cuando trabajo en mis proyecto, amo lo que hago y ese solo hecho ya hace que valga la pena…